Un procesador muy económico e ideal para jugar y trabajar

Un procesador muy económico e ideal para jugar y trabajar

Calificación

Lo Positivo

  • Su precio es muy accesible
  • Consume poca energía y no requiere una fuente de poder de mucha capacidad
  • Los gráficos que ofrece el APU permiten ejecutar juegos con gráficos exigentes a 1080p
  • Muy versátil; Ideal para la casa, oficina o para diseñadores profesionales

Lo Negativo

  • Poca eficiente al trabajar con física
  • Se calienta mucho

La ventaja de este A10 es que cuenta con una unidad de procesamiento acelerado, mejor conocida por sus siglas en inglés, APU. Con esta modalidad, no sólo cuentas con la unidad central de proceso, sino que también la parte de los gráficos está cubierta, pues dependiendo del modelo, la fluidez de los juegos y contenido multimedia se verá incrementada.

Este A10 7800 consta de gráficos equivalentes a una Radeon R7 de 8 núcleos y tiene 512 microprocesadores especializados en sombras que corren a 654 Mhz y alcanzan velocidades de hasta 720 MHz. Asimismo, cuenta con soporte para DirectX 11.2 y 2 GB de memoria VRAM.

En cuanto al poder de procesamiento lógico incorpora 4 núcleos que corren a 3.7 GHz y en modo turbo, alcanzan 4.0 GHz; además, gracias a la nueva arquitectura Kaveri de cuarta generación, el procesador dio un salto generacional, pues de 32 nm la nueva serie trabaja a sólo 28 nm, lo que da 25% más de desempeño.

Por otra parte, el chipset es compatible con tarjetas madres A88X, A78 y A55 y dependiendo de la placa, el consumo máximo de energía del componente es configurable y puedes seleccionar entre 45W, 65W y 95W. De esta manera, tienes la opción de exigirle más al procesador o mantenerlo fresco para ahorrar energía y aumentar su vida útil.

Hardware y Software

Para llevar a cabo las pruebas del A10 7800 utilicé los siguientes componentes:

Motherboard: ASUS A88X-PLUS

Disco duro: Kingston HyperX 3K SSD de 120 GB

Memoria: Kingston HyperX Fury DDR3 de 8 GB x 2

Fuente de poder: Cooler Master EX2 de 475 MHz

Sistema operativo: Windows 8.1

Software: PCMark 8, 3DMark 11, League of Legends, Alien: Isolation

Benchmark orgánico

CPU

Con PCMark 8, sometí el procesador a varias pruebas y debo decir que en cuanto a navegación web se desempeñó muy bien. En esta prueba, el CPU tuvo un consumo de energía moderado, el APU prácticamente no se activó y la temperatura se mantuvo a la mitad de la gráfica. Al ejecutar un procesador de texto, el comportamiento fue muy parecido al de navegación web, sólo que el procesador se apoyó levemente en el aspecto gráfico. Esto resulta excelente, pues un CPU con la misma capacidad de procesamiento y sin estar acompañado de una tarjeta gráfica, difícilmente hubiese rendido de la misma manera.

Las pruebas de juegos casuales que aplicó PCMark 8 son muy interesantes, ya que el procesador se comportó muy bien. El consumo de energía se mantuvo casi toda la prueba por debajo de la mitad de la gráfica y, sorprendentemente, el APU sólo tuvo 2 picos breves pronunciados; es decir, cuando se trata de gráficos leves, el GPU hace muy poco esfuerzo.

En una videoconferencia, el procesador trabajó más y la parte gráfica se elevó por los cielos, pero aun así, la computadora fue capaz de mantener una experiencia adecuada y muy fluida. Eso sí, la videollamada podría mostrar poco desempeño con otra configuración de componentes o si se ejecutan otros programas a la vez.

Video

Con 3D Mark 11, ejecuté los 3 tests disponibles. Cada una pone a prueba el aspecto gráfico del procesador a distintos niveles, lo que resulta ideal para para explorar el poder del APU que ofrece el A10 7800.

El primer test, llamado Ice Storm, consta de gráficos austeros y, por lo tanto, el CPU y el APU demostraron un desempeño muy satisfactorio. Cabe señalar que el aspecto lógico del procesador durante esta prueba requirió 50% de actividad, mientras que los gráficos trabajaron por encima de la media, casi alcanzando el límite. La buena noticia es que la temperatura del GPU no se elevó y los cuadros por segundo carecieron de constancia, pero en promedio se mantuvo por encima de los 100 cps.

Cloud Gate es la segunda prueba, la cual ofrece gráficos más demandantes pero no de última generación. Aquí, el procesador tuvo menor participación y permitió que el GPU hiciera su trabajo; el esfuerzo no fue suficiente para aumentar la temperatura, pero el APU tuvo que trabajar al máximo casi todo el tiempo para mantener los cuadros por segundo por encima de la marca de los 60. Al final del test se probó la capacidad para trabajar con la física y fue entonces cuando la temperatura comenzó a subir, los cuadros por segundo no superaron la medida de los 20 y, de hecho, el procesador se rindió y liberó toda la carga, pues no tuvo manera de desarrollarse en este aspecto.

Por último, Fire Strike es la prueba más exigente y aquí, el A10 demostró resultados muy decentes. Cabe mencionar que aunque este benchmark está diseñado para poner a prueba tarjetas gráficas muy poderosas, los resultados fueron muy interesantes. Naturalmente, la carga del demo técnico requirió todos los recursos del procesador, lo que ocasionó que la temperatura se mantuviera casi al máximo; durante todo el proceso, la marca de los cuadros por segundo se sostuvo en un promedio de 34. El 7800 se las arregló para sobrellevar la física de esta prueba, pues aunque no la ejecutó adecuadamente, encontró la manera de continuar el test y aún así mantener el rendimiento de los cuadros.

Benchmark inorgánico

Al momento de escribir esta reseña, tengo poco más de 1500 horas de juego en el popular MOBA, League of Legends, también conocido por sus siglas: LoL. Por mi experiencia, me pareció conveniente usar este videojuego de ejemplo para brindar una referencia precisa sobre las capacidades de este procesador.

Actualmente, LoL es el juego más jugado en el mundo –existen más de 70 millones de cuentas registradas y al día se conectan más de 15 millones de jugadores–, así que es muy probable que conozcas este MOBA, lo juegues o probablemente lo estés considerando. Al ser un título diseñado para ejecutarse en casi cualquier computadora, sus opciones de configuración son muy amplias para ajustarse y correr adecuadamente en tu sistema. Llevé los valores al máximo para probar y aunque el tiempo para cargar el juego no fue el más rápido, dentro de la partida me sorprendieron los resultados del APU, pues ejecutó muy bien el juego y a pesar de los otros 9 jugadores, el mapa, sombras, texturas, efectos y partículas a su máxima expresión, el procesador dio para mantener un promedio de 61 cuadros por segundo a resolución 1080p.

He probado LoL en varias computadoras con distintas capacidades y sé cómo corre en diferentes circunstancias y puedo decir que la fluidez con este procesador es excepcional, aunque algunos aspectos de la física no resuelven adecuadamente el comportamiento de algunas partículas u objetos móviles a lo largo del mapa, pero aun así, sólo son detalles y en general la experiencia de juego es sumamente buena.

Por otra parte, también probé Alien: Isolation, un título muy reciente con gráficos de última generación. Una vez más, llevé la configuración de video a Ultra para sondear los resultados: en resolución 1080p, el juego tuvo un pico de 32 cps y una mínima de 19 cps, mientras que el promedio fue de 26 cuadros por segundo. Aunque los resultados no son óptimos —lo ideal sería un promedio por encima de 30 cps—, es sorprendente que un CPU que cuesta sólo $160 USD se defienda tan bien y, afortunadamente, con la configuración puesta en Alto, con resolución Full HD, filtros apagados y 1 GB de memoria de video dedicada a sombras, el juego corrió un promedio de 39 cps, alcanzado picos de hasta 45 cuadros por segundo.

Conclusión

No cabe duda de que el A10 7800 es una excelente propuesta de AMD. Con este procesador tendrás la posibilidad de armar una buena computadora con muy poco dinero, ya que está diseñado para que no tengas que invertir en una costosa tarjeta de video, la cual te exigirá una fuente de poder más potente (y más cara) y consumirá más energía eléctrica. No importa si quieres una PC para tu oficina o trabajo, será difícil que tus programas de uso diario pongan a sudar a este CPU.
A pesar de su poder, no consideraría este A10 para jugar, ya que aunque el APU consta de una Radeon R7, es posible que con tantas horas de diversión la vida útil del procesador se vea reducida. Aun así, creo que es válido aprovechar su capacidad y mi recomendación sería conseguir un disipador especializado para sistemas de alto desempeño.

Por último, no hay que olvidar la parte del diseño, pues seguramente te estarás preguntando si este CPU será adecuado para trabajar. Este procesador funciona muy bien con la suite de Adobe, sobre todo por el aspecto gráfico es apoyado por el APU. En programas más especializados como Maya, Cinema 4D o ZBrush, la fluidez en el área de trabajo es fluida y no te dará problemas, aunque al momento de animar o renderizar no esperes rapidez o buenos resultados, pues el A10 7800 no es muy bueno cuando se trata de física.

Especificaciones

Descripción del Fabricante

Arquitectura sofisticada que eleva la potencia de la gama media.

Especificaciones de Producto

Tipo CPU
Arquitectura Kaveri
Número de núcleos 4
Velocidad base del reloj 3700 MHz
Velocidad máxima del reloj 4000 MHz
Consumo promedio de energía 95 Watts
Caché L1 192KB I$, L2 2 x 2 MB
Tipo de socket FM2+

Deja tu comentario

Subir