Call of Duty: Warzone suspende a 60,000 tramposos

Después de que streamers populares denunciaron con pruebas a jugadores con hacks, Activision hizo pública su acción para combatir el problema

Es sabido por los fanáticos de Call of Duty: Warzone que es común encontrar usuarios que cuentan con algunos trucos irregulares. Los también conocidos cheaters o hackers son jugadores que utilizan programas adicionales para sacar ventaja en los juegos, en pocas palabras: tramposos. Sin embargo, las trampas han llegado al nivel de obligar a streamers populares a renunciar a jugar determinados títulos por completo. Afortunadamente, Activision ya tomó cartas en el asunto.

Mediante una publicación en su blog, Activision declaró estar intentado combatir el problema al prohibir en masa decenas de cuentas de jugadores. En total, esta semana suspendió 60 mil cuentas por casos confirmados de uso de software para hacer trampa.

Algunos consideran que uno de los detonantes de esta medida extrema fue la denuncia pública de Vikkstar123, un streamer con más de siete millones de suscriptores en YouTube, quien mediante un tuit y un vídeo en la plataforma dijo que abandonaría el juego frente a las actitudes sin repercusiones de usuarios que muestran la manera en la que hacen trampa.

El jugador que utilizó estos trucos frente a Vikkstar123 formaba parte del programa de Level Up de Facebook, por lo que pudo transmitir libremente las acciones tramposas que utilizó e incluso ganó dinero mientras lo hacía. Facebook ya demonetizó al tramposo, pero al no ser suspendidas su cuentas de inmediato, el streamer continuó utilizando los wallhacks posteriormente.

Respecto a las cuentas eliminadas, aunque no se especificó cuál fue el software de trampa que usaron los jugadores, algunas fuentes que hablaron con Vice dijeron que la mayoría estaba dirigida a los clientes de EngineOwning, un conocido desarrollador de trampas y trucos creado no solo para juegos de CoD, sino también para títulos de Battlefield, Titanfall y Star Wars.

Esta no es la primera vez que se detectan y eliminan cuentas que hacen trampa. En octubre de 2020, cuando Activision también apuntó a los clientes de EngineOwning, eliminó alrededor de 20 mil cuentas; y en abril, poco después del lanzamiento del Battle Royale, se eliminaron 70 mil cuentas. No obstante, para muchos jugadores, las acciones son insuficientes. Durante el último año, los aimbots (ayuda que hace que la mira se fije en las cabezas de los oponentes y facilita su eliminación) y wallhacks (trampa que consiste en conocer la ubicación de todos los jugadores en un mapa) son cada vez más comunes en los juegos de disparos más competitivos de la industria.

La trampa es un problema que se ha convertido en un juego interminable, ya que los piratas informáticos han construido un círculo vicioso parecido a la industria de los software maliciosos (malware), por lo que los desarrolladores de juegos deben estar constantemente al tanto de la detección de nuevos trucos; sin embargo, regularmente son criticados por ser demasiado lentos para responder.

El uso de software para ganar ventaja no es un problema exclusivo de Warzone. Juegos como PUBG, Destiny 2, Valorant y otros títulos han experimentado altos niveles de trampas recientemente. Incluso juegos donde los aimbots no son necesarios como Fall Guys o Among Us los presentan.

¿Qué te parece esta noticia? ¡Déjanos tus comentarios!

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir