Videojuegos

Crónica: ¿por qué la EVO Online fue cancelada?

En los últimos días han salido a la luz decenas de anécdotas preocupantes

EVO es el evento competitivo de juegos de pelea más popular del mundo. Hace unas semanas, la compañía organizadora reveló que este año no habría edición presencial, sino que sería online. Todo iba viento en popa, pero los últimos días una serie de acusaciones de acoso sexual orillaron a la cancelación definitiva de la edición de este año.

¿Qué pasó con EVO Online?

Hace unas horas, por medio de un tweet oficial, EVO confirmó que su presidente Joey "MrWizard" Cuellar sería separado de sus funciones y sería investigado por un tercero debido a fuertes acusaciones sobre acoso sexual a algunos jugadores. La compañía aseguró que, de ser cierto, el comportamiento del personaje iría en contra de la misión de la empresa de formar un ambiente amigable para todos los jugadores.

Todo inició a raíz de que el jugador Mikey "CrackPr0n" escribió su historia por medio de Twitlonger, en donde explicó que en la década de los 90, él y otros chicos (en ese entonces menores de edad) eran retados por Cuellar para sumergirse en la alberca y otras actividades, forzosamente en ropa interior. El jugador explicó que afortunadamente eso no dejó marcas psicológicas fuertes en él, pero que debía contar su historia para prevenir que cosas parecidas sucedan en el futuro.

Tras estas acusaciones, las distribuidoras más importantes que formaban la EVO Online empezaron a retirarse del evento, tal como Capcom, Bandai Namco y NetherRealm. Estas empresas son las que proporcionan los títulos más importantes que se juegan en el evento, por lo que el EVO empezó a peligrar en cuestión de minutos.

Después de estos eventos y solo algunas horas después de su último tweet, EVO publicó una vez más, explicando que Cuellar fue separado definitivamente de sus funciones y de cualquier relación con la compañía en el futuro.

La empresa aseguró solidarizarse con esas personas que alzan la voz en contra de la injusticia y las malas conductas, y que planea cambiar para ser mejor. Sin embargo, aseguró que que estos cambios no se hacen de la noche a la mañana, por lo que se decidió cancelar la EVO Online 2020 para "construir un mejor modelo para la cultura fuerte y segura" que busca la organización.

Por último, la empresa anunció que ofrecerá reembolsos a las personas que compraron medallas para el evento, pero donará el equivalente a Project Hope, una organización internacional de salud.

La comunidad gamer sufre de toxicidad, mala conducta y acoso sexual

Los eventos descritos anteriormente fueron los causantes de la cancelación de la EVO Online 2020, pero no es lo único que está sucediendo. En los últimos días, también han salido a la luz otras acusaciones preocupantes en la comunidad de Super Smash Bros, que tienen que ver con acoso sexual de menores de edad.

El jugador Troy “Puppeh” Wells acusó a la caster Cinnamon “Cinnpie” Dunson de aprovecharse sexualmente de él cuando era menor de edad.

El jugador Zack “CaptainZack” Lauth también acusó al jugador Nairoby “Nairo” Quezada de aprovecharse sexualmente de él, de nuevo cuando era menor de edad:

Siguiendo con las malas conductas sexuales, uno de los desarrolladores de Skullgirls, otro juego que estaría en EVO Online, también fue acusado de abusar verbalmente de un par de personas.

El último clavo en le ataúd de este ambiente tóxico que al parecer se cierne sobre la comunidad gamer es, lamentablemente, la muerte y aparente suicidio del streamer Byron “Reckful” Bernstein.

El hecho de que tantos actos y anécdotas hayan salido a la luz en tan poco tiempo simplemente demuestran la toxicidad inherente que permea en la comunidad gamer profesional y profesional. La cancelación de EVO Online es al menos una muestra de que las compañías están intentando hacer algo al respecto para cambiar las cosas. Ahora, también toca el turno a los individuos de pensar si la manera en que se comportan podría estar lastimando a alguien.

Tags:

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir