Apps

Facebook cumple 15 años

El CEO de la red social más popular del mundo celebró con una emotiva carta

Facebook es, sin duda alguna, uno de los agentes más influyentes de la historia del Internet, y pionero en algo que para nosotros es tan común como las redes sociales. A pesar de todas las críticas que se ha ganado (muchas de ellas a pulso), la realidad es que también ofrece muchísimas cosas positivas. Con este pensamiento, hay que felicitar a Mark Zuckerberg y compañía, porque este día su pequeño gran proyecto ha cumplido 15 años.

A través de una publicación en su Facebook, Mark Zuckerberg escribió una carta-reflexión, en la que nos platica por todas las cosas que tuvo que pasar esta red social para llegar a ser lo que es hoy, y naturalmente también cuáles son los objetivos, valores, misión y visión del proyecto a nivel fundamental. Cierto, en el último año la empresa se ha visto encuelta en una cantidad de polémicas escandalosa, por lo que el CEO de la red social aseguró que, pensando a futuro, se invertirán cantidades de dinero altísimas para, ahora sí, cuidar nuestros datos. Mientras decides si le crees o no, te dejamos una transcripción de la carta a continuación.

"Hoy, hace quince años, lancé la primera versión del sitio web de Facebook desde mi residencia universitaria. En ese momento, me di cuenta de que había muchos sitios web para encontrar casi cualquier cosa (libros, música, noticias, información, negocios), excepto para lo que realmente importa: la gente. Así que construí un sitio web simple organizado en torno a personas, en el que podíamos conectarnos con las personas que queríamos y compartir lo que era importante para nosotros.

Este deseo de expresarnos, aprender unos de otros y conectarnos de nuevas maneras fue mayor de lo que había imaginado. En un par de semanas, dos tercios de los estudiantes de Harvard usaban Facebook casi todos los días. En el próximo par de meses, estudiantes de otros lugares me enviaron un correo electrónico a mí y a mis compañeros de habitación para pedirnos que lanzáramos el sitio en sus escuelas, y lo abrimos en casi 30 escuelas. En un año, más de un millón de estudiantes se conectaron en el sitio. En un par de años, estuvimos trabajando para que el servicio estuviera disponible para todos. Se necesitaron aproximadamente cuatro años para que 100 millones de personas se conectaran, y menos de una década para que se conectaran mil millones de personas. Hoy en día, cerca de 2.7 mil millones de personas están conectadas usando nuestros servicios.

Esa primera década de personas que conectaron sus redes fue un momento emocionante. Muchos descartaron lo que estaba sucediendo como una moda pasajera o intrascendente, pero para aquellos de nosotros que utilizamos estos servicios desde los primeros días, estaba claro que algo especial e importante estaba sucediendo que reflejaba una nueva realidad de cómo funciona el mundo hoy.

Gran parte de la experiencia de las personas en el pasado fue definida por grandes instituciones jerárquicas (gobiernos, medios de comunicación, universidades, organizaciones religiosas) que brindaban estabilidad, pero a menudo eran remotas e inaccesibles. Si querías progresar, subías lentamente la escalera. Si quería comenzar algo nuevo o difundir una nueva idea, era más difícil sin la bendición de estas instituciones.

Nuestro siglo actual está más definido por las redes de personas que tienen la libertad de interactuar con quienes quieren y la capacidad de compartir ideas y experiencias fácilmente. Facebook está lejos de ser la única red que permite este cambio, es parte de una tendencia más amplia en Internet.

Antes de Internet, si tenías diferentes puntos de vista o intereses que las personas de tu vecindario, era más difícil encontrar una comunidad que compartiera tus intereses. Si alguien que conocías se mudaba, a menudo perdías el contacto. Si querías llamar la atención sobre un tema, por lo general tenía que hablar con políticos o con la prensa, alguien con el poder de distribuir tu mensaje. Si querías llegar a nuevos clientes para tu negocio, a menudo tenías que comprar anuncios caros o vallas publicitarias. Nunca olvidaré cómo, justo después de lanzar News Feed, vimos a millones de personas organizando marchas contra la violencia en Colombia. Vimos a las comunidades unirse para hacer recaudaciones virales de fondos.

Ahora, puedes conectarte con cualquiera y levantar tu voz. No tienes que pasar por las instituciones existentes de la misma manera. La gente ahora tiene un poder mucho mayor, y eso crea oportunidades, pero también nuevos desafíos y responsabilidades.

Si la primera parte de este siglo fue sobre el cableado de estas redes, la siguiente fase será sobre las personas que usan estas redes para redefinir cada parte de nuestra sociedad. Esto requerirá encontrar el equilibrio adecuado entre las libertades y las responsabilidades de un mundo conectado.

Durante el último par de años, la mayor parte de la discusión ha sido sobre los nuevos problemas sociales y éticos que plantean estas redes, ya sea el contenido para equilibrar la libertad de expresión y la seguridad, los principios para proteger la privacidad en un mundo donde la gente comparte tanta información, cómo mejorar la salud y el bienestar cuando siempre estamos conectados, y garantizar la integridad de nuestras elecciones y el proceso democrático. Todos estos son problemas críticos, y tenemos la responsabilidad de administrar estas redes de manera más proactiva para evitar daños.

Hemos logrado un progreso real en estos temas y hemos creado algunos de los sistemas más avanzados del mundo para abordarlos, pero hay mucho más que hacer. Ahora estamos tomando medidas que no hubieran sido posibles incluso hace unos pocos años; por ejemplo, este año planeamos gastar más en seguridad y protección que nuestros ingresos totales en el momento de nuestra Oferta Inicial Pública y la inteligencia artificial requerida para ayudar a administrar el contenido a escala no existía hasta hace poco. Pero a medida que las personas utilizan estas redes para dar forma a la sociedad, es fundamental que sigamos progresando en estas cuestiones.

Al mismo tiempo, hay otra fuerza en juego también. A medida que las redes de personas reemplazan las jerarquías tradicionales y reforman muchas instituciones en nuestra sociedad, desde el gobierno a las empresas, los medios de comunicación y las comunidades, hay una tendencia de algunas personas a lamentar este cambio, a enfatizar excesivamente lo negativo, y en algunos casos ir tan lejos como para decir que el cambio hacia el empoderamiento de las personas en la forma en que lo hacen Internet y estas redes es principalmente perjudicial para la sociedad y la democracia.

Por el contrario, si bien cualquier cambio social rápido crea incertidumbre, creo que lo que estamos viendo es que las personas tienen más poder y una tendencia a largo plazo que da forma a la sociedad para que sea más abierta y responsable con el tiempo. Todavía estamos en las primeras etapas de esta transformación y, de muchas maneras, solo estamos empezando. Pero si los últimos 15 años fueron sobre personas que están construyendo estas nuevas redes y comenzando a ver su impacto, entonces los próximos 15 años serán sobre personas que usan su poder para rehacer la sociedad de maneras que tienen el potencial de ser profundamente positivas en las próximas décadas.

Cuando empecé a Facebook, creía que todos tenemos un profundo deseo de centrarnos más en lo que hacemos en relación con las personas, no solo con el contenido, el comercio, las empresas, las aplicaciones o la política. Sigo creyendo esto hoy, y agradezco a todos los miembros de nuestra comunidad que también lo creen y que están construyendo este mundo todos los días. Salud por otros 15 años más".

¿Qué opinas de la carta? ¡Déjanos tus comentarios!

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir