Cultura Web

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas quiere que Netflix pague impuestos en México

El objetivo es "destinar estos recursos a la producción nacional"

El éxito rotundo de los servicios de streaming en México, tal como Netflix y Amazon Prime Video, no ha pasado desapercibido para los organismos gubernamentales y no gubernamentales del país. Hace poco te comentamos que el sindicato de Telmex pidió al presidente electo López Obrador que les cobrara impuestos, yahora también lo hizo la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.

Según informó El Economista, la AMACC sugirió "sujetar a las OTT (plataformas de servicios digitales por Internet) a las disposiciones de la legislación mexicana de derechos de autor y obligarlas a tributar en territorio mexicano, destinando los recursos así obtenidos a la producción nacional". La petición fue realizada por su presidente, Ernesto Contreras, en un documento presentado ante el Foro de Fondos Públicos de Apoyo a la Producción.

“Las OTT deberán contemplar una cuota de producción nacional e independiente; transparentar y uniformar los criterios utilizados por los algoritmos de dichas plataformas, para que el cine nacional e independiente sea accesible, en igualdad de condiciones, para las audiencias nacionales”, mencionó Contreras.

Hay que recordar que desde hace algunos meses, varios organismos han expresado su lucha para que el gobierno apoye al contenido nacional para que pueda tener una lucha justa contra las superproducciones americanas. A inicios de octubre, salió la noticia de que la Cámara de Diputados haría una proposición de ley formal para que los servicios incluyeran al menos 30% de contenido generado aquí. Esa noticia, sumada a esto, pondría ya varias directrices que los servicios tendrían que seguir si quieren seguir operando en México.

Otras propuestas del AMACC incluyen establecer un incentivo fiscal para los exhibidores que exhiban un mínimo de 35% de cine nacional; imponer una tasa del 5% a la facturación por la venta de espacios de publicidad que ofrecen las televisoras concesionadas, destinando el importe así obtenido a la producción de obras audiovisuales nacionales; y la creación de una red nacional de cinetecas y salas de exhibición alternativa.

"(Queremos opciones) que ayuden a atenuar la apabullante presencia de cine norteamericano, que llega a ocupar hasta el 95% de las pantallas de Cinépolis y Cinemex”.

A lo largo del extenso documento, el AMACC dejó muy en claro que el caso de la cinta ROMA de Alfonso Cuarón está muy presente en la mente del público y la industria mexicana. La gente sí quiere sus blockbusters hollywoodenses, pero también quiere una mayor oferta de contenido nacional; y para conseguirlo, el gobierno tendrá que poner de su parte.

“Se requiere de un abordaje legislativo transversal y convergente que considere la realidad global de la multipantalla; que abarque todas las plataformas tecnológicas y servicios; y que considere la complejidad inherente a la creación y producción audiovisuales”.

Netflix y Amazon ya han dejado muy en claro que están totalmente a favor del contenido nacional mexicano, pues han aumentado de manera significativa sus producciones aztecas. Pero, ¿el impuesto? Seguramente con esa iniciativa así no estarán tan contentos.

¿Qué opinas de este tema? ¡Déjanos tus comentarios!

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir