Videojuegos

Mandan a niña a rehabilitación por adicción severa a Fortnite

La pequeña podía pasar hasta 10 horas al día frente al televisor

Fortnite es, definitivamente, el juego más popular del planeta de este momento. Es jugado por gamers y no gamers, por chicos y grandes, por hombres y mujeres, etc. El problema es que tal vez este título se haya vuelto demasiado popular, tanto así como para causar adicción en los "consumidores".

Un reporte de Daily Mail aseguró que una niña de 9 años tuvo que ser llevada a rehabilitación debido a la severa adicción que tenía a Fortnite. Alguna vez deportista y gran estudiante, la chica empezó a dormirse en clases, a faltar a sus actividades extracurriculares y a dejar de ir a clases los domingos. Incluso, los padres empezaron a notar cargos extraños a su tarjeta de crédito. Todo esto, generado por la adicción de la infante: ella llegar a pasar hasta 10 horas al día jugando.

El modo Battle Royale te permite enfrentarte con hasta 99 personas más para ver quién es el último en pie
El modo Battle Royale te permite enfrentarte con hasta 99 personas más para ver quién es el último en pie

Todo se originó cuando se padre le compró un Xbox One en enero de este año. Debido a que Fortnite es un juego gratuito (al menos para empezar) y a su popularidad, la niña lo bajó sin pensarlo mucho. Fue hasta después de que el videojuego empezara a afectar su vida diaria que sus padres se dieron cuenta que algo malo sucedía. Cuando el padre intentó confiscar el Xbox, la niña incluso llegó a agredirlo.

"Cuando la dejábamos jugar, no teníamos idea de la naturaleza adictiva o el impacto que podría tener esto en su salud mental", aseguró la madre en una entrevista.

El punto de quiebre ocurrió cuando, un día, el padre se levantó en la madrugada y vio la luz del cuarto de su hija encendida. Al ir a revisar qué sucedía, la vio despierta, jugando y sentada sobre un cojín con orina. "Estaba tan enganchada al juego que ni siquiera iba al baño", siguió la mamá. Fue en ese momento que la niña confesó todo, cómo se levantaba en la noche para jugar a escondidas y las compras que hacía con la tarjeta para mejorar en el juego.

Ahora que todo salió a la luz, los padres contactaron a un consejero de adicciones que aceptó brindar sesiones de psicoterapia y rehabilitación para que la niña pueda volver a poner su vida en orden. No hay que olvidar que, increíblemente, solo tiene 9 años.

El pasado diciembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente la adicción a los videojuegos como una enfermedad mental. Por supuesto, como todo tipo de adicciones, se puede controlar si se cuenta con la rehabilitación correcta y el entorno adecuado. Jugar videojuegos es un gran beneficio, simplemente trata de no abusar de ellos.

¿Qué opinas de la adicción a los videojuegos? ¡Déjanos tus comentarios!

Quizá te interese: Sony recibe críticas por no permitir cross-play en Fortnite

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir