Ciencia

Drones que vuelan sangre podrían ser el futuro de la medicina rural

Un dron impuso récord al volar a través del desierto de Arizona

Un dron que llevaba sangre congelada voló 160 millas a través del desierto de Arizona, rompiendo los récords de distancia recorrida por un vehículo controlado a control remoto mientras transportaba material biológico. La sangre se encontraba en buena condición cuando llegó a su destino, lo cual abre las puertas para que los drones comiencen a usarse para transportar materiales de este tipo y ayuden a salvar vidas.

Para la gente que vive en zonas remotas, el acceso a atención médica o a materiales biológicos como plasma o sangre es muy limitado, por lo que hay diversas empresas que están experimentando con el uso de drones para facilitar el transporte de sangre y otros tejidos a lugares de difícil acceso. Zipline, una compañía basada en California, por ejemplo, han estado llevando transfusiones de sangre a Rwanda por años y pronto se expandirán a Tanzania.

El profesor de patología, Timothy Amukele de la universidad John Hopkins se dio a la tarea de recolectar muestras de sangre de 21 adultos para llevar a cabo el experimento. Instaló las muestras de sangre en un dron que voló a través del desierto de Arizona, para verificar si las muestras se mantenían intactas o sufrían algún daño. La sangre iba dentro de un contenedor que las mantuvo a 23 grados Celsius, 9 grados más fresca que en el exterior.

La sangre llegó a su destino sin problemas, y los únicos valores alterados fueron el potasio y la glucosa, pero el profesor Amukele se lo atribuye al calor dentro del vehículo donde se transporto la sangre y no al vuelo del dron. Los niveles de células sanguíneas se mantuvieron normales, y no hubo alteraciones en la forma de estas.

Por supuesto, aun cuando los resultados sean positivos, existen muchos problemas con el transporte de materiales biológicos por medio de dron: si alguno llegara a estrellarse mientras transporta material infeccioso, podría poner en riesgo a cientos o miles de personas. De igual manera, si en algún momento comienzan a transportarse órganos de esta manera, se corre el riesgo de que sean interceptados por organizaciones criminales antes de llegar a su destino.

De cualquier manera, los resultados son alentadores, y si se puede regular y vigilar la ruta de estos dispositivos, el potencial para salvar vidas humanas es enorme.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir