Negocios

Nissan incluirá sistemas de frenado automático en sus modelos 2018 en EUA

Nissan se une a Toyota al anunciar estas medidas de seguridad en sus automóviles

Nissan anunció este jueves que establecería sistemas de frenado automático como estándar en 1 millón de sus autos y camionetas modelo 2018 que se vendan en Estados Unidos. Esto incluye los vehículos más grandes como la SUV Rogue y la Rogue Sport, la Murano y la Pathfinder, los sedanes Altima y Maxima, el Sentra y el LEAF eléctrico.

Rogue Sport 2017 (versión vendida en Estados Unidos)
Rogue Sport 2017 (versión vendida en Estados Unidos)

Esto es relevante porque pareciera que las compañías automotrices están muy preocupadas por “salvar vidas” con el desarrollo de las tecnologías de conducción autónoma. Sin embargo, en términos de sistemas de frenado automático, el desarrollo no pareciera una urgencia, a pesar de que algunas autoridades ya han asegurado que estos sistemas podrían prevenir miles de muertes y lesiones al año.

Si tomamos en cuenta que en 2016, Nissan vendió 1.6 millones de vehículos en Estados Unidos, la compañía estaría incluyendo esta tecnología de frenado automático en más de la mitad del total de sus unidades en Estados Unidos. Esto habla de una marca que se preocupa por la seguridad de sus clientes.

Toyota, uno de los grandes rivales de Nissan en el mercado, también anunció que incluirá su llamado “sistema de frenado automático de emergencia” en todos sus modelos vendidos en Estados Unidos para el final de año. Pareciera que los fabricantes japoneses sí toman en cuenta la seguridad en sus vehículos, más allá de tratar de competir contra el “músculo americano”.

Sin embargo, la mayoría de los fabricantes automotrices no tienen prisa para incluir estos sistemas de frenado automático en el mercado de los vehículos más vendidos en Estados Unidos, es decir, los más económicos. La industria ya está siendo presionada por las autoridades, los legisladores y los consejeros de seguridad para que incluyan esta tecnología que puede frenar o detener un vehículo si el conductor falla por alguna circunstancia.

Es una lástima que los fabricantes tengan que ser presionados por las autoridades para incluir estas medidas básicas de seguridad en sus modelos más asequibles. Ahora bien, si eso es en Estados Unidos, ¿qué pasa con México, Brasil, Colombia, Argentina y el resto de países de Latinoamérica?, si las autoridades no exigen seguridad, ¿nos toca a nosotros como consumidores?, ¿en verdad es muy costoso incluir sistemas como este? Estas son solo algunas preguntas que surgen cada vez que se discute el tema de seguridad en los automóviles “económicos”.

Nissan Sentra 2017 (versión vendida en Estados Unidos)
Nissan Sentra 2017 (versión vendida en Estados Unidos)

Sin embargo, Nissan es un buen ejemplo de que sí se puede pensar en la seguridad del cliente, de la humanidad en general. Es por eso que incluirá el sistema de frenado automático en su sedán compacto: el Sentra. Este auto, en Estados Unidos, cuesta $17,875 USD (aprox. $357,500) y el sistema costará $6820 USD ($136,400) extras. El total: $24,695 USD (aprox. $493,900 MXN).

No es nada barato este sistema, pero, ¿no es acaso la seguridad lo más importante? Desde mi punto de vista, la respuesta a esta pregunta, para la mayoría de los consumidores —lamentablemente— es: no. Es por eso que creo necesaria una regulación gubernamental en este aspecto, ¿tiene sentido seguir permitiendo en el mercado automóviles sin los sistemas de seguridad más básicos como el ABS? Entiendo que es una discusión compleja y que hay millones de pesos en juego, pero, ¿qué vale más: las muertes o las ganancias económicas?

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir