Smartphones

Éste es Pixel, el teléfono con el que Google reemplazó a los Nexus

Hecho por Google hasta en el más mínimo detalle

La iniciativa Nexus tenía una misión muy sencilla y directa: usar teléfonos estereotípicos para demostrar las mejores cualidades de Android. Durante años Google se asoció con diversos fabricantes para la creación de estos equipos, la mayoría de las veces con resultados muy positivos. Pero el Google de la actualidad es muy diferente que el de hace media década; el de hoy día parece cansado de experimentar y se ve decidido a hacer las cosas a su manera, eso incluye tomar absoluto control de Pixel, el smartphone que lleva su logo.

Llama la atención que Google ponga tanto énfasis en decir que éste es un teléfono hecho completamente bajo sus términos, pues queda claro que está tratando de crearse una identidad bien definida como fabricante de hardware. ¿Será que al igual que Apple está apostando por un ecosistema más controlado para todos sus servicios de software? Es un misterio. La realidad es que la estrategia de Google resulta un poco desconcertante, pero al menos lo que ofrece con Pixel es interesante y llamativo, si bien poco innovador.

Mientras que todavía no se ha dicho nada definitivo acerca del futuro de los Nexus, Pixel es el nuevo estandarte de Android y según Google será el punto de partida para redefinir las posibilidad del sistema operativo. De hecho será "el primer smartphone diseñado para funcionar con Google Assistant" y uno de los que tendrá mayor compatibilidad con Daydream, el visor de realidad de realidad virtual de Google. En teoría todas las funciones del teléfono podrán activarse por medio de comandos de voz, pero a diferencia de otros asistentes inteligentes el de Google estará potenciado por una red neural para cumplir tareas muy complejas. Por ejemplo podrás pedir que se despliegue de tus álbumes personales una foto con características específicas —como "gato gris envuelto en una cobija roja durante visita al parque"— o que se reproduzca una canción aún si no conoces el nombre, basta con darle un poco de contexto acerca de lo que trata la letra o del artista.

Por otro lado Google se aseguró de dejar una buena impresión con la cámara de Pixel y de inicio dice que es una de las mejor calificadas (alcanzó 89, un número más alto que el de cualquier iPhone y Galaxy S) en la historia de DxOMark, una organización que evalúa la calidad y capacidad de todos los tipos de cámaras en el mundo de la tecnología. La resolución de 12.3 megapixeles puede parecer poca cosa, pero Google dice que el sensor es capaz de capturar imágenes con saturación de 1.55 micrones de pixel, así que "todo lo que tomes con el teléfono tendrá mucha nitidez y definición sin importar la cantidad de luz en el ambiente". Además la cámara del Pixel tiene un enfoque automático muy rápido, supuestamente el "más veloz en comparación con cualquier otro smartphone". En pocas palabras sus creadores presumen que este equipo es una maravilla fotográfica y hasta mostraron algunos ejemplos que, obviamente, no demuestran la dualidad del potencial y limitantes de la cámara.

Como era de esperarse el Pixel recibirá las actualizaciones de Google de manera automática desde el primer día que sean liberadas, al igual que sucede con los Nexus. Lo interesante es que cada update se descargará en una partición escondida del almacenamiento, se instalará en segundo plano y cuando esté todo listo te avisará para que hagas el cambio a la nueva versión al instante. En pocas palabras se acabaron los tiempos de espera. Hablando de software Google dice que todos los usuarios de Pixel tendrán acceso a espacio ilimitado en Google Photos sin limitantes de tamaño para imágenes y video, así que los videos 4K se respaldarán en la Nube con su calidad original intacta.

En cuanto a hardware el Pixel está a la altura del resto de los modelos Android de gama alta, aunque no tiene ninguna característica extra que lo haga verse más llamativo:

  • 5.5" (1440 × 2560 px) en el caso de Pixel XL y 5" (1080 × 1920) en el caso de Pixel, ambos con pantalla AMOLED
  • Batería de 3450mAh en el Pixel XL y de 2770mAh en el Pixel
  • Procesador Snapdragon 821
  • 4 GB en RAM
  • De 32 a 128 GB de almacenamiento
  • Conector USB-C, ranura para audífonos 3.5 mm (esto último es buena noticia) y puerto para microSD

A simple vista es evidente que Google no está dispuesto a dejar el futuro de sus dispositivos en manos de otros, pues del éxito de cada producto depende una mayor masificación de sus servicios. Ante la difícil batalla que se vive entre los gigantes de Internet, Google necesita cartas adicionales en su mano o de otro modo comenzará a perder relevancia. La creación de un teléfono puede verse como un intento por imitar a sus rivales directos —Amazon, Facebook y Apple—, pero en palabras de Rick Osterloh, el director de hardware de Google, "la verdadera innovación requiere mucha disciplina, así que decidimos concentrar nuestros esfuerzos en un producto que podamos controlar durante cada una de sus etapas, con el objetivo de darle al usuario la mejor experiencia posible, tanto en la parte de hardware como en los servicios de software". En resumen Google necesitaba un smartphone que tuviera perfección bajo sus estándares para demostrar lo nuevo de Android, Google Assistant y las experiencias de realidad virtual que traerá Daydream.

Pixel ya está disponible en preventa para Estados Unidos y se planea que llegue al resto del mundo en próximas semanas. Con un precio que comienza en $649 USD para la versión de 5" y 32 GB, queda claro que Google confía en su teléfono para competir contra los más fuertes del ecosistema (iPhone 7, Galaxy S7), ahora sólo falta saber si la gente estará tan dispuesta a aceptar a Pixel como contendiente digno o lo considerarán uno más del gigantesco ecosistema Android.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir