Tecnología

Skype ya no soportará algunas versiones de Android y Windows Phone

¿Por qué? Migrará su servicio a la nube

En la actualidad, Skype tiene 300 millones de usuarios activos mensualmente. Tanto tráfico es responsable de que, cuando los desarrolladores añaden nuevas características, el servicio presente problemas. ¿Qué está haciendo Microsoft para solucionarlos? Recientemente anunció que Skype dejará de usar servidores peer-to-peer y migrará el servicio a servidores basados en la nube —hay que señalar que esto no significa que Skype migrará al 100% a Microsoft Azure, plataforma de nube de la companía—. La transición ya está en marcha y podría ser la causa por la cual Skype han estado registrando fallas en las últimas semanas.

¿Qué beneficios y consecuencias traerá la nube a Skype?

En resumen, mejoras en todas las áreas de Skype: mayor rendimiento, más libertad para que Microsoft agregue nuevas características que no habían podido integrar por las limitantes de P2P y mejore las anteriores, menos latencia al momento de recibir notificaciones o enviar archivos. Asimismo, al estar conectado a la nube, el servicio de Microsoft podrá optimizar la ejecución de aplicaciones a grandes escalas.

Para lograr la mudanza a la nube, Microsoft pronto dará a conocer aplicaciones nuevas y actualizadas tanto para Windows 10, Windows XP, Windows 7, como para iPhone, Google Chromebooks, Android y Linux. Pero el lanzamiento de estas apps al mismo tiempo supondrá que las nuevas versiones de Skype dejarán de ser compatibles con dispositivos que cuenten con Windows Phone 8 y versiones anteriores a Android 4.03. Es lógico hasta cierto punto. Microsoft quiere enfocar su atención en adaptar sus productos renovados a lo más "nuevo" porque, si hiciera versiones para los sistemas operativos mencionados, tendrían que hacer una mayor inversión que a la larga no sería negocio, ya casi no hay terminales con esas características.

Adiós al soporte
Adiós al soporte

Bien dicen que "el tiempo vuela". Han pasado poco más de 12 años desde que Skype llegó para revolucionar la manera en que nos comunicamos. Primero, lo hizo en computadoras y, años más tarde, en dispositivos móviles, cuando estos se volvieron más inteligentes y capaces de soportar la aplicación. Skype, como empresa, ha presentado varios cambios. El más significativo aconteció en 2012: Microsoft compró el software por 8,500 millones de dólares. Con este movimiento, también surgieron otras transformaciones en el servicio. Para que las llamadas fueran de mejor calidad, Skype dejó de basarse en sus herramientas convencionales para crear conexiones directas entre equipos conectados a Internet y comenzó a utilizar los "supernodos" P2P —dato curioso, el nombre de Skype hace referencia a este tipo de red entre pares, "Sky peer-to-peer"—, lo cual significó que, desde ese momento, los usuarios estuvieran conectados a un servidor dedicado en lugar de uno al otro. Tal mejora además se vio reflejada en el rendimiento, aumentó, y a la vez benefició a Microsoft, pues le dio la capacidad de administrar y ampliar el servicio.

El cambio de Skype a la nube no es más que una estrategia para prepararse para el futuro y hacer frente a herramientas de colaboración como Slack que están abarcando poco a poco el mercado de las comunicaciones. Ademas, servirá para atraer a terceros a Azure, así éstos podrían comenzar a construir aplicaciones útiles de la forma más fiable y rápida. ¿Lo conseguirá? Es cuestión de tiempo para saberlo.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir