La maliciosa conspiración detrás de la identidad del creador de Bitcoin

La identidad del creador de Bitcoin otra vez está causando polémica y, justo como hace un año —cuando Dorian Satoshi Nakamoto vivió una pesadilla mediática—, hay razones para creer que se trata de un engaño, aunque en este caso sería uno muy ambicioso y cuidadosamente planeado. Y es que detrás de toda la maraña de "evidencia convincente" que acaba de surgir hay intereses que parecen muy obvios: hacer que Bitcoin recupere la popularidad que ha perdido en últimos años y, sobre todo, que una de las facciones involucradas con su modelo económico se convierta en la dominante.

El nuevo candidato a "creador de Bitcoin" se llama Craig Steven Wright, un empresario australiano al que Wired y Gizmodo han tratado de seguir el rastro desde hace varios meses. De hecho, en diciembre pasado ambas publicaciones dijeron que, gracias a una serie de documentos filtrados (según Wired) o hackeados (según Gizmodo) era evidente que este sujeto tenía mucho que ver con el desarrollo inicial de la criptodivisa y que incluso existía la posibilidad de que fuera el autor intelectual de todo el proyecto Bitcoin. En ese entonces había pistas de sobra, pero no hubo algo concluyente.

Si Wrigth fuera en verdad el autor de Bitcoin, hay muchísimas preguntas que podría responder

Esta semana Wright decidió aceptar "la verdad" al decir públicamente que es él quien ha estado detrás del pseudónimo Satoshi Nakamoto y hasta presentó supuestas pruebas, en gran cantidad, para convencer a los escépticos. Claro, no es fácil engañar a las mentes más talentosas de Internet y apenas unas horas después de la revelación, lo desacreditaron en diversos blogs de expertos criptográficos, así como en reddit y otros sitios especializados.

Craig Steven Wright, mejor conocido como el Satoshi Nakamoto de moda
Craig Steven Wright, mejor conocido como el Satoshi Nakamoto de moda

De todos los errores que aparentemente cometió Wright, el principal es que ninguna de las evidencias puede verificarse de manera independiente y, peor aún, que la huella criptográfica que presentó no coincide con lo que debería tener en su posesión el verdadero Satoshi Nakamoto. Por ejemplo, el creador de Bitcoin tendría acceso a la "llave original" y únicamente con ella sería capaz de mover las primeras bitcoins que fueron minadas cuando abrió la plataforma, las cuales, por cierto, han permanecido estáticas durante 7 años (razón por la que están valuadas en $400 millones de dólares).

El reconocido criptógrafo Mathew Green dice que únicamente quien tenga el poder de mover esas Bitcoins a otra cuenta será quien pueda reclamar el legado de Satoshi Nakamoto. "Ese es el milagro que quiero ver en todo este cochinero de engaños y mentiras".

La llave original fue creada en octubre de 2008 con un sistema de protección DSA-1024, lo que Wright tiene en su poder usa encriptación RSA-3072, una versión mucho más avanzada y que no tiene sentido

Mientras tanto, Wright asegura que puede hacerlo... pero no ha puesto fecha para tan impresionante suceso, simplemente se limita a decir que sus llaves son genuinas y sólo da evidencia de dudosa procedencia. Otro ejemplo sospechoso es que muchas pruebas provienen de satoshin@gmx.com, cuenta que si bien es considerada propiedad del creador de Bitcoin, fue hackeada en 2014, así que no hay certeza de que en verdad haya vuelto a manos de su dueño. Suponiendo que dicho correo no sea robado, ¿por qué no usar la dirección original satoshi@vistomail.com en la que están registrados todos los bienes virtuales de Nakamoto?

En uno de sus supuestos correos a Dave Kleiman, un experto en computación forense que falleció en 2013, Wirght dice que ya no quería seguir engañando al mundo con el pseudónimo de Satoshi Nakamoto
En uno de sus supuestos correos a Dave Kleiman, un experto en computación forense que falleció en 2013, Wirght dice que ya no quería seguir engañando al mundo con el pseudónimo de Satoshi Nakamoto

Por último, el ingeniero de software Lorenzo Franceschi-Bicchierai dice que los documentos digitales que presentó Wright son extremadamente fáciles de falsificar y para demostrarlo creó sus propias "evidencias": cambió la fecha de su PC a 2009, para que el certificado de seguridad PGP diera la impresión de que fue creado hace años, después sólo asoció el satoshin@gmx.com y subió el archivo a un servidor del MIT, donde hace tiempo se subieron las primeras llaves de Bitcoin; todo esto sin siquiera tener control de los datos de acceso. Mientras tanto, Patrick McKenzie, un investigador de informática forense, explica que hasta ahora sólo se ha hablado de llaves públicas (el ID de la bitcoin), pero no de las privadas (la contraseña); proclamarse dueño de una llave pública, justo como hace Wright, es sinónimo de llamarse propietario de una casa sólo por tener una foto de ella.

Hasta este punto, hay suficientes razones técnicas para dudar de Wright, pero él tiene a su favor un arma difícil de descartar: el testimonio de personas muy poderosas e influyentes en el mundo de Bitcoin. Gavin Andresen, ingeniero en jefe de la Bitcoin Foundation y uno de los individuos que mueven los hilos del funcionamiento de las bitcoins, dijo en su blog personal que cree firmemente que Wright es Satoshi Nakamoto.

"Después de pasar tiempo con él hace un par de semanas, quedé convencido más allá de cualquier duda razonable de que Craig Wright es Satoshi. Estuve analizando detenidamente la verificación criptográfica de llaves que sólo Satoshi tendría en su posesión, pero incluso antes de comenzar las pruebas en una computadora completamente protegida, estaba seguro de que a mi lado se encontraba el padre de Bitcoin. Durante nuestro encuentro vi a una persona brillante, apasionada por la privacidad, con opiniones fundamentadas y una gran claridad, idéntica al Satoshi con quien trabajé hace 6 años. Además, resolvió los misterios de sus constantes desapariciones."

Gavin Andresen, el actual líder del proyecto Bitcoin
Gavin Andresen, el actual líder del proyecto Bitcoin

"Nos encanta crear héroes, pero terminamos odiándolos cuando no cumplen nuestra expectativa o cuando fallan en apegarse a un ideal fantasioso. Tal vez sería mejor si Satoshi Nakamoto fuera el nombre clave para un proyecto de la NSA o una inteligencia artificial enviada del futuro para evolucionar nuestro dinero primitivo. No lo es, es un humano imperfecto justo como el resto de nosotros. Espero que [Wright] logre ignorar la tormenta tras su revelación y que siga haciendo lo que más ama: aprender, investigar e innovar."

Todo muy emotivo, sólo hay un pequeño inconveniente... Gavin ya está cansado de ser el líder de Bitcoin. Mike Hern, otro desarrollador que estuvo en el proyecto casi desde sus inicios, escribió en Medium una larga explicación acerca de por qué Bitcoin está muriendo y, entre sus muchos argumentos, está que Gavin perdió interés en el modelo actual, gracias a la constante presión de otros programadores, de los mineros, de los especuladores, de las casas de bolsa y de los incontables usuarios que ya tienen bitcoins en sus bolsillos virtuales. Eso, sumado a un masivo ataque DDoS contra la infraestructura de Bitcoin dejó pocas alternativas ante un panorama cada vez más complejo: abandonar el proyecto o reinventarlo.

Por supuesto, reinventar a la más importante de las criptodivisas es un desafío exageradamente complejo, no sólo por la cantidad de recursos necesarios, también por los intereses involucrados de cada uno de los participantes de esta economía. ¿Qué podía hacer Gavin si ni siquiera él conoce la identidad de Satoshi Nakamoto? La respuesta obvia sería crear un sustituto con suficiente autoridad e independencia financiera —porque a final de cuentas Wright es un empresario exitoso— para amortizar los cambios. Claro, esto lo digo a modo de especulación, porque tampoco hay evidencia de que ese sea el plan maquiavélico de este par de individuos. Pero una vez más, hay razones para sospechar, es más, hace algunos meses Gavin mismo puso condiciones muy exigentes para verificar la identidad de quien se proclame Satoshi Nakamoto. ¿Cuál es la razón de que ahora esté tan dispuesto a aceptar pruebas demasiado débiles?

Emin Fun Sirer, profesor de la universidad Cornell quien se especializa en criptodivisas, no puede evitar ser muy franco al respecto.

"Necesitamos ver evidencia criptográfica apropiada, de lo contrario es un intento de fraude."

Y es que ésta no es la primera vez que el mundo quiere creer que la persona equivocada es Satoshi Nakamoto. Hay al menos 10 individuos en la lista:

  • Nick Szabo —un filósofo que en 1998 propuso la idea del "bit gold", una moneda decentralizada con las mismas características de Bitcoin.
  • Dorian Nakamoto — Todavía no queda claro si hubo pésimo periodismo o sólo fue una gran confusión, pero éste Satoshi deseó durante algunos meses no haber sido homónimo con el creador de Bitcoin.
  • Hal Finney — Hal es un héroe para la comunidad de Bitcoin: fue la primera persona que corrió un nodo bitcoin y quien más contribuyó en el desarrollo inicial de la plataforma; estuvo demasiado involucrado desde el principio y su muerte coincide con la desaparición repentina de Nakamoto.
  • John Nash — Si no creó Bitcoin, al menos influyó su concepto; este matemático, considerado uno de los más brillantes del siglo XX, tenía una opinión muy extensa y fundamentada en contra de la economía keynesiana (con la que lucha Bitcoin).
  • Vili Lehdonvirta — Investigaciones de The New Yorker acerca de la identidad del creador de Bitcoin condujeron a este economista finlandés, pero él negó cualquier vínculo con el proyecto.
  • Michael Clear — Un genio en criptografía, autor de varios artículos acerca del poder de la tecnología peer-to-peer y cómo una moneda descentralizada sobre ese tipo de plataformas podría cambiar al mundo; la coincidencia está en que terminó su carrera en 2008, justo cuando Bitcoin comenzó.

Lo cierto es que la revelación de Wright podría empeorar aún más la inestabilidad que experimentan Bitcoin y su comunidad. Los desarrolladores (Clásicos y del Núcleo) están en disputa, el valor de la moneda sigue desplomándose, la aceptación no deja de diluirse, en fin, si la intención era usar la figura de Nakamoto para mejorar el panorama, engaño o no, lo están haciendo de la peor forma.

Mientras tanto parece que la identidad de Satoshi Nakamoto seguirá siendo un misterio por tiempo indefinido. Es posible que sea uno de estos individuos o, por el contrario, ninguno de ellos; tal vez todos estuvieron involucrados en la creación de Bitcoin, en lugar de que hubiera un único inventor. Ese escenario ha sido abordado numerosas veces y, a decir verdad, no sería nada extraño. Se cree que William Shakespeare no era una persona, sino el nombre de un colectivo de escritores e intelectuales, lo mismo podría estar pasando con Bitcoin. Como sea, ¿dónde estás, Satoshi?

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir