Tecnología

El campeón de Tidal, Kanye West, llevará su música a Spotify y Apple Music

Jay Z está furioso

Hace un año Tidal se levantó como el servicio de música en streaming que "revolucionaría a la industria musical". Hoy, es otra más de las analogías del Titanic, al que pareciera quedarle muy poco tiempo de vida. Sobran las razones, pero entre las principales está que su campeón Kanye West acabará con su exclusividad, para llevar su experimental álbum The Life of Pablo a Spotify, Apple Music y probablemente otras plataformas similares.

Sólo como referencia, Yeezus había jurado que jamás de los jamases llevaría su nuevo disco a territorios musicales de Apple. Obviamente su bolsillo lo obligó a morderse la lengua.

Por supuesto, toda esta situación con Tidal tiene a Jay Z rasguñando las paredes de su lujosa mansión por el enojo y la desilusión de un negocio que va en picada. Es importante recordar que el reconocido músico pagó $56 millones de dólares, además una cantidad desconocida —que seguramente también es una pequeña fortuna— para amarrar exclusividades con sus amigos más cercanos de la industria.

Desafortunadamente el plan fracasó e incluso sus más allegados están dejando Tidal poco a poco. El colmo sería que su esposa Beyoncé también emigre, pero tomando en cuenta lo rápido que está empeorando la situación no sería nada raro.

Según Bloomberg, la furía de Jay Z llegó a tal nivel que está comenzando un proceso legal en contra de los dueños originales, la compañía noruega Schibsted. Su argumento es que lo engañaron desde el inicio, al decirle que el número de suscriptores era mucho más alto de lo acordado en un principio.

"Después de tomar el control de Tidal y hacer una auditoría, nos dimos cuenta que el número total de suscriptores era mucho menor de 540,000. Como resultado, estamos iniciando acciones legales en contra de los involucrados con la venta de la plataforma."

La gente de Schibsted dice que las acusaciones son mentira y que la compañía estaba listada en la bolsa de valores con un expediente transparente en todos los sentidos. Mientras tanto, Jay Z tendrá que conformarse con un proyecto que si bien todavía tiene potencial —3 millones de suscriptores actuales no es poca cosa, aún si los comparamos con lo que tiene Spotify—, se ve cada vez menos llamativo.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir