Tecnología

Necesitamos más de estas palomas que vigilan la calidad del aire

En Londres ayudan a monitorear en tiempo real los niveles de contaminación ambiental

Mientras que en la CDMX se toman medidas para corregir la calidad del aire, en Londres están desarrollado un método para monitorear los niveles de contaminación con mayor precisión y así poder alertar a la población para que no hagan ejercicio al aire libre.

En la mayoría de los casos, estos monitoreos se hacen por medio de estaciones equipadas con sensores, pero lo que ahora están haciendo en Londres es algo nunca antes visto: se usan palomas para que sean ellas quienes lleven los sensores e informen de la calidad del aire.

La compañía británica Plume Labs presentó un curioso proyecto que tiene como objetivo hacer una medición más precisa, con información por zonas y horarios. Para ello se apoyarían en una patrulla aérea de palomas —de verdad, no es broma— y lo interesante es que hasta el momento ha dado buenos resultados.

En la Pigeon Air Patrol —que nombre tan badass— cada paloma está equipada con un pequeño y ligero chaleco, el cual lleva en la espalda un dispositivo de medición con GPS que sirve para monitorear los niveles de ozono, compuestos volátiles y dióxido de nitrógeno. Cada chaleco pesa alrededor de 25 gramos por lo que no afecta el vuelo de las aves, así que siguen alcanzando velocidades de hasta 80 km/h.

La primera etapa de este peculiar proyecto tendrá una duración de sólo 3 días, durante este periodo, cualquier persona puede estar al pendiente de las actualizaciones en el perfil de Twitter, donde también se puede solicitar información más detallada de algún distrito, o bien, desde la página web, donde la información también está abierta para todo el público.

Todos los datos recabados durante esos días serán compartidos con investigadores medioambientalistas, quienes ayudarán a desarrollar medidas para combatir los agentes contaminantes. Por otro lado, los encargados de la patrulla de palomas han mencionado que gracias a la precisión de estos sensores, pueden determinar ciertas fuentes contaminantes, como zonas con atascos vehiculares o fábricas, lo que servirá para tomar acciones al instante.

Para la segunda etapa, de la que aún no se ha determinado la fecha de lanzamiento, están solicitado que personas que recorren la ciudad, ya sea ciclistas, deportistas o transeúntes, se inscriban al proyecto para portar uno de estos sensores y así ampliar el alcance obtenido por las palomas. La idea es tener una gran red de monitorización en Londres.

Esperemos que los niveles de contaminación no sean tan altos como para matar a estas aves, o que no se topen con un gato Ecoloco.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir