Tecnología

Ni el artista más grande de la historia puede detener la piratería

La competencia en el mundo del streaming no está beneficiándonos

The Life of Pablo fue un evento monumental en Internet, pero no por su corte "experimental" ni la controversia en Twitter de Kayne West, tampoco porque los fans de verdad estaban esperando escucharlo en Tidal. Lo fue debido al tremendo éxito en los sitios de piratería.

Claro, no podía ser de otro modo.

El problema es que Yeezus hizo enojar a sus seguidores y a los curiosos que querían escuchar su nuevo material, al hacer el álbum exclusivo de Tidal. Ni siquiera hay forma de comprarlo en formato físico. ¿Quieres el disco? Suscríbete al servicio de streaming de Jay Z.

El ingenuo de Yeez cree que gracias a su bendición musical, Tidal comenzará a retacarse de millones de dólares —dado que llegó al número 1 de la App Store en menos de 24 horas—, pero está olvidándose de que hay periodo de prueba y que la mayoría de la gente cancelará antes de que terminen los meses gratuitos.

Sus fans escucharán el álbum en streaming, pero guardarán la copia torrenteada en su disco duro. Al final, es la única alternativa que les dejaron.

Y al parecer esa será la tendencia con muchos artistas: crear material exclusivo para una plataforma, sea Spotify, Tidal, Deezer, Apple Music o cualquier otro. Si quieres escuchar todo lo de tu artista favorito y resulta que es alguien mainstream, debes tener suscripción a todas las plataformas, porque hay un poco de él en cada rincón del Internet stremeado. El nuevo sencillo de Prince llegó a Spotify, pero su discografía completa sólo está disponible en Tidal, mientras que en Apple Music tiene algunas ediciones especiales.

Pero eso es sólo un ejemplo de lo roto que están los servicios de streaming dentro del panorama global. Y a pesar de todo son la única solución ante el esquema arcaico y retrógrada de los CDs que quería seguir usando la industria musical.

Mientras tanto, The Life of Pablo ya fue descargado alrededor de 1 millón de veces y tan sólo en este momento, hay 10,000 personas seedeando la versión con más tracks. Según TorrentFreak, es el fenómeno musical más pirateado de los últimos años —siéntete orgulloso Yeez—.

La ironía es que la exclusividad trataba de frenar la piratería y, por el contrario, la potencializó en este caso. Está pasando algo muy parecido a cuando usaron DRM para evitar que copiaras los discos, en ese entonces la protección detonó el crecimiento desmedido de Napster y los programas de piratería de antaño.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir