Acaban de ponerle fecha a la tumba de Adobe Flash

Es un verdadero misterio cómo ha sobrevivido Flash durante tanto tiempo, en especial cuando tiene todo en su contra: ya es obsoleto ante HTML5, es súper inseguro, está crasheandose una y otra vez —y otra, y otra, y otra vez—, nadie quiere seguir usándolo. En fin, a pesar de las adversidades ahí sigue, pero no por mucho tiempo, pues acaban de ponerle una fecha casi oficial al momento de su muerte.

En su reporte global de formatos multimedia, Encoding —una de las organizaciones de tecnología de encodeo más importantes del mundo— dice que Flash fue usado sólo 6% del total de todo el video para web y móviles durante 2015. Su pronóstico es que a este ritmo sólo tendrán que pasar 2 años antes de que desaparezca y, al fin, nadie lo use como formato predilecto.

Ahora queda la pregunta de quién será su sucesor, algo que pareciera no importar demasiado mientras sea una alternativa más eficaz y eficiente, pero que en realidad decidirá muchas cosas para el futuro. La batalla está entre H.264 y el WebM; ambos son muy buenos, casi no fallan y tienen buena calidad a pesar de su gran nivel de compresión. La principal diferencia es que por uno hay que pagar... y por el otro no.

No es que nosotros tengamos que pagarlo directamente, pero dado que H.264 involucra una licencia de uso, se vuelve un factor dentro de toda la ecuación. En teoría nos conviene más que WebM, ya que su codificación a 4K es mucho mejor en calidad de imagen y con su sucesor, H.265, el bitrate —traducido en la cantidad de espacio— bajará a la mitad. Como sea, que gane el mejor, lo importante aquí es que nuestras transmisiones de Netflix no se traben nunca jamás.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir