Mercedes-Benz: vehículos de manejo autónomo deben aprender a comunicarse

El fabricante estudió cuáles retos hay en el futuro de las inteligencias artificiales para automóviles

La meta fundamental con el vehículo de conducción autónoma es ofrecer completa independencia, sin que el pasajero deba intervenir en lo absoluto. En opinión de los ingenieros de Mercedes-Benz, para llegar a ese punto los automóviles inteligentes deben aprender a comunicarse con su entorno, no sólo con la persona que llevan dentro sino con los transeúntes y con otros vehículos.

Para llegar a esa conclusión, el fabricante llevó a cabo un estudio acerca de los desafíos que debe enfrentar la inteligencia artificial de un automóvil para ser genuinamente autónoma. Entre los descubrimientos está que, por ahora, los sistemas son incapaces de reconocer el lenguaje de señas y en específico, de distinguir el movimiento de manos de una persona particular entre una multitud; lo anterior es importante porque mucha de la etiqueta vehicular depende de gestos humanos.

Una de las soluciones que propone Mercedes-Benz es usar cuadricópteros para identificar más de cerca lo que intenta decir un sujeto en la calle, pero el método es muy rudimentario y en caso de emergencias carece de suficiente velocidad. Otra opción es recurrir a una interfaz unificada, para que el individuo pueda visualizar los vehículos a su alrededor y definir un tipo de interacción, por ejemplo solicitar que se detengan.

El eje del dilema es si los humanos tienen que aprender un nuevo lenguaje para comunicarse con los automóviles o si la industria debe adaptar la inteligencia artificial a los costumbres de la cultura moderna. De cualquier manera, queda claro que el conductor no podrá deslindarse completamente de su responsabilidad tras el volante, aún si la computadora ejecuta la mayoría de las tareas.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir