Smartphones

Red Hydrogen One: El smartphone multimedia 3D (Reseña)

RED lanzó uno de los teléfonos más distintivos del mercado con una pantalla que ellos llaman holográfica. ¿Tiene lo suficiente para dar pelea a Apple, Samsung o Huawei?

Cuando RED anunció que iba a entrar al mercado de los smartphones, más de uno se sorprendió y alegró de ver un competidor con buena reputación, en otro mercado, en el interesante mundo de los smartphones.

La expectativa creció todavía más cuando anunciaron que su teléfono, llamado Hydrogen One, incorporaría una pantalla holográfica. ¿Cómo le harían para incorporar un efecto tridimensional holográfico? ¿Sería algo como lo que hemos visto en filmes como los de Star Wars? ¿Se trataría de un engaño mercadológico? Era el año 2017 y no había una fecha exacta de salida para la promesa de RED.

El dispositivo anunciado, poseía especificaciones de última generación. Desafortunadamente sufrió algunos retrasos y fue hasta el último cuarto del 2018 que el esperadísimo Hydrogen One salió a la venta.

Un diseño que resalta de lo diferente que es

RED creó un teléfono como ningún otro. Su diseño es robusto, fabricado con materiales que incluyen aluminio, kevlar y Gorilla Glass 3. Su pantalla es de 5.7 pulgadas, con grandes bordes superiores e inferiores donde esconde dos bocinas para lograr sonido estéreo. Además, en los laterales tiene unas muescas que permiten un mejor agarre. Es en esas muescas donde se ubican los botones de volumen y el de botón de encendido, que también es lector dactilar.

En la parte superior esconde un par de cámaras frontales de 8MP, un sensor y un indicador LED. Posee un puerto USB-C y la charola para el SIM y tarjeta expandible microSD se puede usar sin necesidad de alfileres.

La parte trasera del equipo destaca por el sistema de cámaras dobles de 12MP, y un arreglo de figuras con el aluminio y el Kevlar, adornados por el logo de la compañía y el letrero de Red Media Machine. También encontrarán unos pines que sirven para agregar módulos que saldrán a la venta en algún momento del 2019. Este sistema de modularidad le agregará funciones al teléfono, similar al que usa Motorola en los Moto Z.

El teléfono es grande y pesado. Más que un Galaxy Note9. No se me ocurre usarlo con funda, pues sería ya casi imposible de guardar en algún bolsillo. Aunque gracias a sus materiales y acabados, parece que no es tan frágil como los smartphones de cristal.

Describir el diseño del Hydrogen One en pocas palabras, sería como masculino, varonil y hasta casi militar. Algo único en un mundo inundado con diseños minimalistas, cristalinos y con pantallas sin bordes. ¿Y saben algo? Me gusta. Me gusta mucho. Pero entiendo perfectamente que no será del agrado de todos.

¿Es realmente tan innovador como prometen?

El equipo posee especificaciones de gama alta, al menos para el 2017. Procesador Snapdragon 835, 6GB de RAM, 128GB de almacenamiento y una pantalla LCD de 5.7 pulgadas y resolución 2560 x 1440px pero con tecnología que RED ha bautizado como H4V.

A estas alturas muchos expertos se han quejado que el procesador del teléfono no es el último de Qualcomm ( Snapdragon 845) y tienen razón. Pero, ¿realmente importa? La respuesta no es simple, pues el equipo se ubica en un segmento de precio muy alto. Pero si hacemos caso a sus creadores, entonces debemos enfocarnos más en la experiencia que ofrece y en la promesa de que el Hydrogen One tendrá constantes actualizaciones de software para mejorar sus funciones. Para esta reseña yo me enfoque en la experiencia de uso y no en sus especificaciones técnicas. Después de todo, de eso se trata una reseña, ¿no?, de la experiencia real en el uso cotidiano y no tan cotidiano.

Con eso mente, tengo que decir que el teléfono se mueve fluido. Esos 6GB de RAM y el Android 8.1 casi encuerado le ayudan a esto. En el equipo que reseñé solo había las clásicas aplicaciones extra que mete Telcel y otras apps como la cámara, la tienda de aplicaciones de Red, la galería de Red y alguna otra que sirven para aprovechar esta pantalla tridimensional, y de la que hablaré más adelante. Fuera de eso, no hay apps duplicadas ni cosas extrañas. Es casi un Android puro. Eso sí, se extraña que no incluya Android 9, pero ya han dicho que la actualización viene en camino durante el primer cuarto del 2019.

En usos como redes sociales, correo electrónico, ver y editar imágenes, mapas, música, el teléfono se desempeña muy fluido. Solamente con algunos juegos es que se nota que no es un Snapdragon 845, pero nada grave. Después de todo el chipset incluido, si bien es de una generación anterior, no deja de ofrecer un desempeño poderoso con sus ocho núcleos.

Mira mamá, 3D sin lentes

RED ha dicho que en realidad el Hydrogen One es una máquina para ver y generar contenido que, aparte, tiene un teléfono incluido. Y para eso, es que su pantalla es lo que más han presumido gracias a su capacidad de ofrecer imágenes en 3D sin necesidad de lentes o accesorios adicionales.

Las 5.7 pulgadas de la pantalla están en el formato tradicional 16:9 y ofrece colores nítidos y claros. En modo 2D es bastante buena. Pero lejos de lo que ofrece la tecnología AMOLED de teléfonos como el Galaxy Note9 o el iPhone Xs.

Además, el brillo si bien es bueno, en el modo H4V (o 3D) baja todavía más, por lo que en exteriores podría no ser suficiente. Pero es cuestión de gustos y de preferencias.

Pero donde esta pantalla se diferencia del resto, es en su tecnología tridimensional. Muchos la han comparado con lo que se puede ver en un Nintendo 3DS. Y en parte tienen razón, pero únicamente en parte.

Para empezar la pantalla holográfica, como la llama RED, no ofrece imágenes como las de Star Wars donde vemos a la Princesa Leia pidiendo ayuda a Ben Kenobi. Más bien es un efecto 3D que hace parece que los objetos salen de la pantalla y tienen profundidad.

El 3DS hacía algo similar, pero la tecnología H4V ofrece 4 ángulos distintos para desplegar las imágenes, en lugar de 2 como la consola de Nintendo. Esto permite que el teléfono pueda disfrutarse en modo vertical y horizontal sin problema alguno, además que los ángulos de visión son mayores. Yo tengo la nueva versión de la 3DS y la diferencia entre la consola y el Hydrogen es muy grande en favor del smartphone.

He aprovechado para mostrar la pantalla H4V a cuanta persona he podido. Todas, sin excepción, se han sorprendido y no dejan de preguntar cómo es que es eso posible. Tengo una cantidad estúpida de selfies que se han tomado, solo para verse en 3D. En ese sentido, Red ha logrado crear algo que si bien no es tan nuevo, si está bien implementado.

Lo único malo, es que el contenido de este formato, solamente puede verse en estos teléfonos. RED ha dicho que está trabajando con Facebook para que los usuarios puedan subir fotos en 3D a la red social, aunque podrán ser vistas así con teléfonos Hydrogen. Es por eso mismo que es imposible publicar una foto en H4V y que se pueda apreciar en sus tres dimensiones.

Cuatro cámaras para fotos tridimensionales

Muchos se han quejado que el sensor que incluye RED para las cámaras de su teléfono, no es de ellos. Hay que recordar que la empresa tiene las mejores cámaras de video para cine y profesionales, por lo que la expectativa en este sentido era mucha.

La realidad es que el sensor fotográfico del Hydrogen One no es de ellos. Y más bien, a través de software, es que intentan replicar su bien ganada fama.

Las dos cámaras traseras poseen 12MP y en modo normal, o 2D, logra buenas tomas. Colores fieles y buen detalle. Lo mejor que tiene es el efecto bokeh que es bastante preciso. Las fotos están a la altura de lo mejor que existe hoy, pero no tan alto como los resultados que se obtienen en un Mate 20 Pro, Galaxy Note9, Pixel 3 o iPhone Xs Max, sobre todo en imágenes de noche.

La app de la cámara permite capturar en modo manual y es posible ver el histograma en tiempo real, algo que apreciarán algunos fotógrafos.

En la misma app es donde podemos activar las tomas H4V y darle un giro importante a las fotos y videos con capturas tridimensionales. Gracias a esta modalidad, es que he empezado a re pensar las fotos porque ahora las imagino en tres dimensiones y quiero sacar el mejor provecho de este efecto. Las fotos así lucen espectaculares, aunque pareciera que la resolución en la pantalla baja, dejando ver algunos defectos y pixeles. Esto sucede siempre en cualquier app 3D.

Anteriormente el Hydrogen sólo permitía sacar fotos 3D en modo vertical. Pero, ¿recuerdan que Red ha prometido constantes actualizaciones de software para mejorar el funcionamiento de su máquina multimedia? Pues la app de cámara se me actualizó y ahora es posible sacar fotos verticales con la cámara trasera, aunque está en modo beta. Me da gusto que la empresa, al menos hasta ahora, está cumpliendo su palabra.

Foto tomada con el Hydrogen One
Foto tomada con el Hydrogen One
Foto tomada con el Hydrogen One
Foto tomada con el Hydrogen One
Foto tomada con el Hydrogen One
Foto tomada con el Hydrogen One
Foto tomada con el Hydrogen One
Foto tomada con el Hydrogen One

Del otro lado, las cámaras frontales, de 8MP, también permiten sacar selfies en 3D con resultados más que divertidos. Y, como suele pasar, las fotos no son tan detalladas, ni precisas como las tomadas con las cámaras traseras. Pero, hey, una selfie en 3D no se le niega a nadie.

Selfie tomada con el Hydrogen One
Selfie tomada con el Hydrogen One

Es importante mencionar que esas cámaras frontales también sirven para realizar videollamadas con una app especial. ¿Lo malo? Ver a nuestra contraparte en tres dimensiones en una videollamada, solo es posible si ambos lados tienen un Hydrogen One en sus manos.

Generar contenido en 3D es bonito, y más cuando lo ven otras personas. Por eso es que la empresa creó una red social, muy parecida a Instagram, llamada Holopix donde es posible compartir nuestras fotos. ¿Lo malo? Sólo podrán ingresar a la app y ver las fotos en 3D quienes posean un Hydrogen One.

Es decir, disfrutar del ecosistema tridimensional que ofrece este aparato, es básicamente cerrado.

Sonido también en 3D

Otro detalle importante a mencionar es el sistema de sonido 3D llamado A3D. Muchos fabricantes incluyen capacidades 3D con Dolby Atmos. Pero el Hydrogen One usa un sistema propio que funciona muy bien, especialmente con audífonos.

El audio en las bocinas no es extraordinario. Es estéreo y con A3D activado se logra un efecto interesante. A mí me ha gustado, pero le falta un poco de punch que sí tienen otros teléfonos. En cuanto conectamos audífonos (el Hydrogen One sí incluye puerto de 3.5mm) el sistema 3D se aprecia mucho mejor, por alguna razón personal la música adquiere un dinamismo adicional que la hace muy disfrutable.

Una batería inmensa

Este teléfono tiene una de las baterías más grandes disponibles, con 4,500mAh. Esto resulta en una duración de uso rudo por un día completo. Con uso moderado puede durar hasta dos días antes de visitar un enchufe, que por cierto, cuenta con carga rápida pero no inalámbrica.

Conclusiones

El Red Hydrogen One es un teléfono único. Su diseño no copia a nadie, ni pretende ser un todo terreno ya que no tiene certificaciones contra el agua y el polvo. Pero como máquina para consumir y crear contenido, es muy efectivo.

Me queda claro que no es un teléfono para todos, especialmente por su precio que en México es de $27,0000 pesos. Pero su pantalla 3D realmente funciona, y su desempeño es más que bueno.

Las fotografías en 2D están dentro de lo mejor que hay en la categoría y las de 3D invitan a tomar la foto de nuevo pero ahora con una nueva perspectiva.

¿Para quién podría recomendarlo? Me parece que para todas aquellas personas que les guste lo más nuevo y experimental. Los que quieran algo único y casi exclusivo. Los que gusten del 3D por supuesto.

Espero que Red saque muy pronto los módulos prometidos para sacarle todavía más provecho a este gran teléfono. Y, por qué no, que el Hydrogen One tenga el éxito comercial para que sigan desarrollándolo y podamos ver una segunda versión mejorada en un futuro.

Pero por lo pronto a mí, personalmente, me ha parecido una apuesta que si bien es arriesgada, me gusta y mucho.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir