Apps

Cadenas falsas de WhatsApp, linchamientos públicos y psicosis social en México

Te exhortamos a tener cuidado con lo que reenvías en tus apps sociales

Desde su nacimiento, las redes sociales y las apps de mensajería han sido vistas como entes muy positivos, pues permiten la transmisión de información a miles de personas en solo segundos. Sin embargo, también tienen una parte oscura, ya que algunas personas sin quehacer han decido utilizar estas herramientas para esparcir desinformación y confundir a la gente: las peligrosas noticias o cadenas falsas. Esta última semana este problema llegó a su punto más alto en México, pues una cadena de Whatsapp causó linchamientos públicos que terminaron con la muerte de varias personas.

Durante los últimos días de agosto, una cadena de Whatsapp que, naturalmente, se volvió viral en muy poco tiempo, alertaba a la sociedad de una nueva banda de "robachicos" que estaban secuestrando niños en varios estados de la república mexicana. Muchos padres y despistados compartieron rápidamente la noticia con todos sus contactos, pensando que hacían bien al alertar a otras personas. ¿El problema? Prácticamente nadie se preocupó por comprobar la veracidad de esta información: una rápida búsqueda en Google reveló que no, no hay noticia alguna de un aumento notable de secuestros de niños en México. La noticia era falsa, pero ya se había compartido por todo el país y la gente estaba en alerta máxima. Lamentablemente, la ira social desembocó en el asesinato público de 4 personas inocentes.

El primer linchamiento ocurrió el 29 de agosto en el municipio Acatlán de Osorio en el estado de Puebla. Cerca de 150 pobladores irrumpieron en casa de dos hombres, presuntamente sospechosos de ser "robachicos". No los llevaron a las autoridades y no tuvieron un juicio. Los sacaron a la calle y los golpearon. Cuando la policía llegó por ellos, los pobladores los sacaron de los separos y les prendieron fuego junto a su camioneta hasta que murieron.

Un par de días después, se confirmó que los dos hombres eran simplemente campesinos.

El segundo linchamiento ocurrió un día después, el 30 de agosto, en la localidad de Santa Ana Ahuehuepan en Tula, Hidalgo. Esta vez, los acusados eran una pareja. "De acuerdo con la autoridades locales y estatales, un supuesto incidente registrado en la localidad causó el linchamiento. Se informó que supuestamente los ocupantes de una camioneta con características similares a la que conducían las víctimas, había intentado sustraer un menor lo que generó una psicosis entre los pobladores". La pareja fue golpeada y también quemada viva.

También un par de días después, se confirmó que la pareja era una familia normal. De hecho, tenían 3 hijos, quienes ahora quedaron huérfanos.

Finalmente, ese mismo 30 de agosto, se intentó un tercer linchamiento, aunque afortunadamente este no tuvo consecuencias fatales. Pobladores de la localidad San Martín Tilcajete en Oaxaca, intentan linchar a 7 pintores provenientes Ecatepec. Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones junto con la Policía de Oaxaca lograron llegar a la escena, y el alcalde de la localidad pudo calmar a los ciudadanos antes de que el desencuentro llegara a mayores. Los agentes determinaron que los pintores eran inocentes, los escoltaron y les permitieron salir de la población sanos y salvos.

Posteriormente, la Fiscalía General de Oaxaca "exhortó a la comunidad a no dejarse llevar por noticias falsas, difundidas en redes sociales, que sólo tienen el propósito de infundir miedo entre los ciudadanos".

Después de esta oleada de violencia ciudadana, diversas cuentas de organismos de seguridad pública en México se han pronunciado al respecto, rogándole a la gente que verifique información que recibe antes de compartirla con sus contactos.

Lamentablemente, la psicosis social causada por una cadena falsa cobró la vida de 4 personas inocentes. Es comprensible que la ciudadanía esté siempre alerta, el problema es cuando un rumor se corre como el fuego cuando no tiene ningún sustento, pues solo causa confusión e ira infundada.

Así, en Qore te rogamos que cuando recibas un mensaje alarmista, te asegures de que la amenaza es real antes de que lo compartas con tus contactos. Si no puedes corroborarlo, es mejor que no lo compartas para evitar contribuir a la psicosis social. Aquí puedes checar una guía para detectar noticias falsas en tus redes sociales.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir