Tecnología

Elecciones 2018: drones y blockchain para la CDMX

Una delegación de la Ciudad de México pordía ser pionera en implementar medidas basadas en tecnología para ayudar a la ciudadanía

En estos tiempos electorales en México, mucho se ha mencionado de propuestas, que si bien no son menos importantes, poco se ha dicho de ideas puntuales relacionadas con el uso y la implementación de la tecnología. Tampoco se ha mencionado cómo se piensan mejorar los desarrollos tecnológicos en el país o el incremento del estudio de la ciencia. Y poco se sabe de estrategias que con el uso de la tecnología, mejoren procesos y ayuden a la ciudadanía.

Hay que recordar que la tecnología en la política va más allá de ofrecer tabletas y smartphones a estudiantes y al segmento de la población que hoy no puede adquirir alguno de esos aparatos. Pero parece que no todo está perdido, pues existen algunas propuestas puntuales que, basadas en el uso de la tecnología y no en el regalo de gadgets, pretenden implementarse para el beneficio de la gente. Tal es el caso de Liliana Huitrón, candidata a Alcaldesa por Álvaro Obregón, en la Ciudad de México, con algunas ideas que, aunque parecen inverosímiles, en realidad ya se han implementado en algunas otras ciudades con éxito.

Una ciudad con drones

Una de las primeras ideas de Liliana incluye el uso de drones para realizar un mapeo general utilizando tecnología LIDAR (Light Detection and Ranging). Esta tecnología no es ajena para este tipo de uso, y tampoco lo es en México, ya que recientemente investigadores de la UNAM, el INAH y la ENAH anunciaron el descubrimiento de una red de carreteras en los complejos urbanos mayas de Dzibanché, Ichkabal y El Cedral, en Quintana Roo.

“Con ese mapeo general [en la delegación Álvaro Obregón], nosotros podemos determinar el atlas de riesgos que cada delegación de la ciudad debe tener y, aunque existe, es muy básico y no sirve, por lo que no da capacidad de acción para una contingencia como sucedió el pasado 19 de septiembre”, nos dijo Liliana Huitrón. “Este mapeo nos va a dar precisión y determinar donde hay focos rojos y cómo tenemos actuar. Además en temas de catastro, nos va a dar registros confiables, evitando errores humanos o de corrupción”.

Este mapeo digital, podría detectar las calles o avenidas que requieran repavimentación y que el ciudadano pueda consultar los avances de las obras en tiempo real por medio de su teléfono, computadora o tableta. Además, podría saber con exactitud los puntos de recolección de residuos sólidos, facilitando a la gente colocar su basura en los lugares asignados y evitar tirarla en barrancas o lugares prohibidos.

Otra de las funciones que realizarían los drones, serían las de apoyo para la vigilancia de la ciudadanía. Si bien, esto podría parecer salido de un buen libro de ciencia ficción, la realidad es que en algunas ciudades ya se están usando drones con estos fines y los resultados han sido satisfactorios.

No tenemos que ir muy lejos, pues en la ciudad de Ensenada, en Baja California, el departamento de policía ha logrado 500 arrestos gracias al uso del dron DJI Inspire Quadcopter, de acuerdo a Wired. Además, los indices de delincuencia disminuyeron un 10% y el robo a casa habitación bajó un 30%. Jesús Ramos Avendaño, CTO de la policía de Ensenada, dijo para Wired: “[Con el dron] se ayuda a reducir los tiempos de respuesta y también a atrapar a las personas cuando hacen algo ilegal”.

Blockchain contra la corrupción

Otra de las propuestas incluyen palabras que para muchos pueden significar poco o que quizás no comprendan del todo, como Blockchain, que se ha convertido en uno de los términos más usados en los últimos meses.

Blockchain, que podríamos traducir como cadena de bloques, es una tecnología que permite mediante registros o bloques enlazados y cifrados, compartir información de manera segura y es aplicable a todo tipo de transacciones, no necesariamente económicas.

“Hay sistemas donde el ciudadano va a la delegación, llena su formato a mano, lo ingresa, tiene que esperar de dos a tres horas en accesar y de ahí se pierde se queja. No hay respuesta”, nos comentó Liliana. “Actualmente con la tecnología Blockchain se puede tener la garantía de que cuando [el ciudadano] ingrese una solicitud de licencia para el funcionamiento de un establecimiento mercantil o de obras de construcción, queden respaldadas y no se queden en archivos físicos pocos seguros.

Este sistema permitiría que incluso con un cambio de gobierno, o con un desastre natural, la información permanezca resguarda de manera segura, para que la gente tenga la tranquilidad de que la información siempre estará ahí.

Con la implementación de estas tecnologías, se podría cruzar la información de los mapeos con los drones, con la que tiene registrada Seduvi; para que el ciudadano pueda solicitar por medio de su dispositivo móvil o computadora, qué predio u obra desea que se verifique, para que el verificador acuda en un lapso de 2 a 3 días para atender el caso. Todos los registros, estarían protegidos con Blockchain, evitando moches y otros actos de corrupción.

Implementar estas propuestas parece demasiado bueno, incluso no costeable. Por fortuna, no es así. “En realidad en muchas de las propuestas, el dinero regresa. Un ejemplo, con la mejora del catastro se incrementa la recaudación, sin necesidad de aumentar impuestos. La gente notará el cambio y apoyará estas ideas. Porque además, el dinero existe, pero hoy no está bien ejecutado”, concluyó Liliana Huitrón.

Si bien se tratan de propuestas de una candidata del Partido Verde a la Alcadia de Álvaro Obregón, son totalmente aplicables a toda la Ciudad de México, incluso el país como ya se ha empezado a hacer. ¿Por qué estas propuestas tecnológicas no se han implementado antes? No lo sabemos a ciencia cierta, pero nunca es demasíado tarde para empezar.

¿Se imaginan vivir con la seguridad informática que ofrece Blockchain, mapeos detallados y con datos en tiempo de real de la ciudad y con drones asistiendo a los policías? Interesante, sin duda.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir