La nueva MacBook vs. MacBook Air vs. MacBook Pro. ¿Cuál es la diferencia?

Cada modelo de laptop tiene un enfoque distinto

Hasta hace una semana la estrategia de Apple con la línea MacBook era muy transparente y sencilla de entender: la Air favorece la portabilidad y es para usuarios que no requieren tanto desempeño, mientras que la Pro hace honor a su nombre al satisfacer las necesidades de los profesionales —sean de ingeniería, arquitectura o artes visuales—. Con la llegada de la nueva MacBook las cosas se complicaron, así que decidimos crear una comparativa entre los 3 modelos para despejar dudas y, sobre todo, entender cuál es la dirección que tomará Apple con su familia de laptops.

Diseño

La nueva MacBook
La nueva MacBook
Con la nueva MacBook, Apple al fin incluyó en su catálogo una opción de 12"

Desde que lanzó la MacBook Air, Apple unificó la estética de todas sus laptops y con la nueva MacBook esa filosofía parece permanecer. A pesar de que hay algunas modificaciones importantes, las 3 propuestas son idénticas. Claro, en el nuevo integrante de la familia faltan los puertos físicos y el logotipo de Apple carece de icónica luz del resto de las MacBook (de hecho, el logo está pulido en aluminio, justo como en el iPhone), además de que el chasis es aún más ligero y compacto que el de la Air.

A simple vista, el teclado de la nueva MacBook es igual que el de las otras laptops de Apple; sin embargo, hay un par de novedades interesantes. Por ejemplo, cada tecla cuenta con retroiluminación, así que los símbolos y las letras se ven mucho más claros en la oscuridad. También está el hecho de que los botones funcionan con un sistema de mariposa, en reemplazo del tradicional mecanismo de tijera (usado en la Air y la Pro), lo que hace más preciso y cómodo el tecleo constante. Adicionalmente, Apple movió la parrilla de las bocinas hacia la parte inferior de la pantalla, para que la experiencia auditiva sea más envolvente.

Sin quitar mérito a las mejoras de diseño, una de las innovaciones más llamativas de la nueva MacBook está en el interior del armazón. En lugar de utilizar una batería convencional, Apple recurrió a un método de celdas distribuidas en capas, con el objetivo de aprovechar mejor el espacio. Esta solución es tan novedosa y, al mismo tiempo tan simple, que probablemente la imiten otros fabricantes.

Por último, el trackpad de la nueva MacBook —y que Apple compartió con los modelos recientes de la Pro—es sumamente distinto que el incluido en la Air. Su superficie es mucho más grande, además de que hereda el sistema táptico (Force Touch) del Apple Watch, gracias a lo cual detecta con precisión la intensidad de cada toque y con ello, abre nuevas posibilidades para el uso de las aplicaciones. Ahora bien, una posible ventaja de Air y Pro en comparación con la renovada MacBook es que no sería tan resistente y hasta podría haber riesgo de que se repita la historia del iPhone 6, con numerosos reportes de armazones doblados.

Lo cierto es que el peso es una diferencia fundamental, dependiendo de qué tipo de usuario seas. Apple logró reducir el gramaje en comparación con la MacBook Air por un margen de 30%, así que la nueva MacBook tiene aún más portabilidad; entretanto, la Pro es mucho más poderosa, pero podría ser cansado cargar en la espalda sus 2 kilogramos durante una convención o en el trayecto mientras te mueves por la ciudad.

Pantalla

Todavía no queda claro por qué Apple decidió relegar tanto a la MacBook Air en cuanto a resolución de pantalla, lo importante es que podría pasar mucho tiempo antes de que llegue esa actualización —o incluso es posible que nunca suceda—. Aunque la Air tiene un panel muy sofisticado, capaz de desplegar colores muy brillantes y contrastes profundos, no es Retina y es algo que se nota. Basta echar una mirada a la pantalla de la MacBook Air para percibir los pixeles, en especial con la interfaz de las aplicaciones. Con la nueva MacBook y la MacBook Pro no existe ese problema, todo se ve súper nítido, además de que la reproducción de colores luce mucho mejor. De las 3 opciones, la MacBook Pro es la más avanzada en este tema, gracias a que tiene enfoque para desarrollo de contenido gráfico y en consecuencia, cumple con el estándar RGB de Adobe en 88%. Para algunas personas la diferencia de saturación de pixeles no es tan notoria, así que lo recomendable es acudir a una Apple Store para evaluar en persona si vale la pena invertir más dinero en una nueva MacBook sólo por el incremento de resolución.

Desempeño

La tradición con las MacBook es que entre más dinero inviertes, mejor es el desempeño que obtienes. Con la nueva MacBook esa situación se revirtió, ya que su Core M es menos poderoso que el Core i5 de la Air y la Pro, por un margen considerable. De inicio, en el nuevo modelo de la laptop no será posible jugar títulos con gráficos muy avanzados —si acaso algo como League of Legends con la configuración en baja calidad—; tampoco podrás editar video y si acaso, la capacidad de procesamiento será suficiente para modificar imágenes sencillas en Photoshop. Para tareas sencillas como navegar en Internet, utilizar aplicaciones de productividad o reproducir video 1080p no debería haber ningún tropiezo en la eficiencia. La ventaja es que a cambio de estar potenciada por una tecnología tan limitada, la nueva MacBook no hace ruido porque carece de ventiladores.

Desafortunadamente, aún no hay benchmarks para comparar minuciosamente este trío de laptops, pero es suficiente con mirar la arquitectura de cada procesador para darse cuenta de que la MacBook Air es un poco más poderosa que la nueva MacBook y para saber que la MacBook Pro es la más potente de todas. Aunque la Pro utiliza un procesador con menor velocidad, su tecnología Broadwell es más avanzada en lo que respecta a manejo de recursos y ahorro de batería, sin olvidar que se complementa con un GPU dedicado (Intel Iris). El procesador gráfico de la Air y la nueva MacBook es integrado (Intel HD Graphics), así que no sirve para gran cosa.

Ahora bien, contrario a lo que tanta gente está diciendo, la diferencia entre la nueva MacBook y la Air no es tan abismal. Esto es porque la MacBook Air no tiene tanto RAM (4 GB, en lugar de los 8 GB de su sucesora espiritual) y su disco de estado sólido es más lento. En teoría, para la mayoría de las tareas cotidianas no se notará cuál de las 2 tiene mejor desempeño.

Conectividad

No es un secreto: comparada con los otros modelos, la nueva MacBook es una burla en lo que refiere a conectividad. La decisión de Apple de utilizar un solo puerto USB Type-C sigue provocando reacciones de enojo y desconcierto en todo Internet, pues no debería haber sido tan difícil incluir un par de conectores adicionales para facilitar las cosas. Después de todo, no está mal prepararse para la estandarización global bajo el nuevo estándar USB, siempre y cuando la transición sea poco dolorosa para los usuarios. Queda claro que la nueva MacBook es un animal completamente distinto —y que está diseñado para un mercado específico—, así que tampoco hay tanta razón para enojarse; si a alguien no le gusta la nueva generación de MacBook, hay otras alternativas más flexibles, aunque no sean tan vanguardistas.

El USB Type-C reemplazará todos los formatos de USB, pero faltan años para que se vuelva estándar
El USB Type-C reemplazará todos los formatos de USB, pero faltan años para que se vuelva estándar

Fuera de que la nueva MacBook está desnuda de conexiones físicas, tiene todo lo necesario para interactuar de manera inalámbrica con el mundo. Usa un conector Wi-Fi de muy alta velocidad (802.11ac), cuenta con soporte para Bluetooth 4.0 LE y viene equipada con todos los servicios en la nube de Apple. El problema es que para compensar la ausencia de conectividad alámbrica, Apple debía ofrecer un nuevo tipo de transferencia Wi-Fi o simplemente complementar la MacBook con un hub que fuera compatible con todos los formatos actuales de cable.

Por su parte, la MacBook Air y la MacBook Pro no presentan impedimentos de conectividad, dado que tienen toda clase de puertos (Thunderbolt, Mini DisplayPort, HDMI, USB 3.0, MagSafe y ranura SDXC). Dicho de otro modo, a la nueva MacBook puedes conectar una sola cosa a la vez y eso si se trata de algo USB Type-C, mientras que con la Air y la Pro tienes opción de conectar casi lo que sea, desde un disco duro externo hasta el televisor, impresoras y, desde luego, un mouse.

Especificaciones

Veredicto

A diferencia de otras comparativas, la de MacBook depende completamente de las necesidades de cada persona, ya que representan 3 peldaños en la escala de rendimiento, características y beneficios. Con la MacBook Pro no debe haber confusión, se trata de una máquina para profesionales del diseño y de ahí que tenga un precio más alto. En el caso de la Air y la nueva MacBook, la diferencia radica en cuál tiene tecnología más novedosa, pues el desempeño es similar; pero mientras que la Air cuenta con numerosas opciones de conectividad física, la nueva MacBook ofrece una pantalla más avanzada, compatibilidad con USB Type-C, un trackpad más innovador e interesante, así como mayor duración de batería.

Deja tu comentario

Nuevo

  • Nuevo

  • Trending

  • Lo Mejor

Subir